Papás y su papel en la familia

#Familia / Hogar
Junio 22 / 2018

Se acerca el día del padre, y hasta hace 4 años esta fecha no la comprendía muy bien, por qué mi papá falleció cuando era muy pequeña. Siempre me daba nostalgia no poder celebrar este día, pero hace 4 años mi esposo y yo tuvimos a Benjamín y aprendí a través de la relación de ellos, lo que significa un padre en la vida.

Como mamás, muchas veces queremos hacerlo todo, en ocasiones caemos en la tentación de esperar que nuestras parejas se comporten como nosotros en temas de crianza, sin embargo, hay algo que he aprendido en este proceso, y es que hay que hacerse a un lado para que ellos desarrollen su relación con los hijos, y tengan espacios donde puedan construir recuerdos desde su esencia.

Mi celebración de este día es muy diferente, hoy reconozco que un buen padre es un gran apoyo, y que, sin duda alguna, debemos trabajar como equipo mejorando nuestras debilidades y enfocándonos en darle juntos lo mejor a nuestros hijos. Algunas cosas que podemos hacer para mejorar la relación entre ellos son:

-    Reconocer que somos un equipo e involucrarlos y responsabilizarlos de algunos momentos en las rutinas de todos los días. En mi casa, mi esposo se encarga de arreglar a Benjamín y hacer el desayuno mientras yo hago ejercicio o arreglo la casa. Es el momento de estar ellos dos sin estar cansados como al final de la noche.

-    Si nosotras las mamás somos las que pasamos más tiempo con los niños, debemos contarle a los papás las cosas buenas y los momentos sorprendentes que tenemos con ellos. Hay momentos difíciles en el día, pero una forma de enganchar emocionalmente a los papás es con esas historias que nos enamoran de nuestros hijos.

-     Si bien es cierto que cada persona tiene un estilo de crianza diferente, no significa que no podemos ayudar a nuestras parejas con algunas cosas, esto se debe hacer sin reproches, desde el ejemplo y conversando en espacios privados y tranquilos, donde se pongan los intereses de los niños por encima de un estilo de crianza específico.

-     Crear espacios donde los padres compartan sus intereses con los hijos: lectura, fútbol, rompecabezas. No solo espacios de juego sino también donde los hijos conozcan a su padre. En mi casa, mi esposo es aficionado al Universo, yo he comprado varios libros y rompecabezas que ellos dos disfrutan juntos, y Benjamín relaciona todo lo de este tema con la pasión que tiene el papá.

-    Reconocer sus esfuerzos y estilos, es muy fácil fijarnos en las cosas negativas de nuestra pareja, pero si cambiamos la mirada en enfocarnos en lo positivo y lo reconocemos abiertamente, los hombres van a asumir su rol con más confianza. Van a querer participar más sin tanto miedo a equivocarse. No seamos mamás que estemos con un látigo en la lengua todo el tiempo pendiente de los errores de nuestra pareja, porque al final los que sufren son nuestros hijos.

Estos hábitos son la forma en la que ayudo a mi esposo y a mi hijo a tener una relación de amor y cercanía. A que mi esposo se desempeñe con confianza y tome iniciativa todos los días con mi hijo. Espero que hayan sido de ayuda para ustedes y que los puedan aplicar.

Caro Ortíz