¡A caer en el encanto de los lunares!

#Moda
Septiembre 27 / 2018

Para muchas personas atreverse a usar estampados puede ser una decisión difícil de tomar. Pero si hay un estampado versátil y que se adapta a todos los estilos, es el conocido como polka dots o en español, los lunares.

Su origen se remonta a España a finales de 1800 cuando las gitanas andaluzas incorporaron los boleros y los lunares en sus trajes de feria. Tal fue la popularidad que ganó este patrón que a finales de 1930, se convirtió en el traje típico oficial de Andalucía y por supuesto del flamenco y las mujeres de clase alta españolas lo llevaron a su ropa de diario.
Como las tendencias van y vuelven, los lunares han estado presentes en varias décadas incluso han llegado a influenciar otras culturas como la de Republica Checa, en donde el traje de su baile tradicional, el ‘polka’, fue permeado por estos lunares, y de ahí que también sean conocidos como los ‘Polka dots’. Este año, los lunares regresaron gracias a diseñadores como Carolina Herrera, Dior, Dolce Gabbana y Oscar de la Renta, que los incorporaron en sus colecciones de Primavera – Verano.
Los lunares por su composición geométrica y juego monocromático, son muy versátiles. Pueden ser fácilmente combinables con otros colores y con texturas, lo que hace que sean estampados que pueden pasar del día a la noche sin desentonar. Para las que son más arriesgadas, combinar diferentes tipos de estampados puede ser un experimento muy divertido y halagador. Los lunares van muy bien cuando se mezclan como entre positivo y negativo, por ejemplo en este caso.
Para las más tímidas, utilizar una sola prenda de lunares dentro de un atuendo, se convierte en la pieza clave del outfit. Utilizar una blusa en este estampado con un par de jeans, o con un pantalón tipo sastre, o una falda de un tono neutro van muy bien. También es un estampado muy usual en los vestidos de baño por su carácter veraniego y de fiesta, una opción ideal para aquellas personas que no gustan de las rayas o estampados florales.