Cómo utilizar los colores para tus emociones.

Blog MP Edición N° 3 por Tatiana González.

En nuestro último artículo mencionamos los colores que serían tendencia después del cambio en la moda marcado por la pandemia, hoy queremos profundizar más en el significado de los colores y como hacer uso consiente de ellos para nuestro beneficio emocional.

Los colores tienen la capacidad de provocar en nosotros distintas emociones, de hecho esto no es algo nuevo ya que en nuestra vida cotidiana estamos aplicando la psicología del color casi sin darnos cuenta, cada vez que elegimos la ropa que vamos a usar en el día, sin saberlo nos inclinamos por colores que coincidan con nuestro estado de ánimo, ¿y si aprendiéramos a hacer estas elecciones de manera consciente con la intención de impactar nuestro estado de ánimo positivamente?

¡Vístete del color que quieras sentir!

Hemos preparado una lista con los colores principales y la influencia que cada uno puede generar en tus emociones, para que elijas vestir de acuerdo con la emoción que quieras sentir.

Blanco: representa inocencia, paz y la pureza del alma. Es un color ideal para esos días en los que te sientas abrumado por cualquier situación, ya que te ayudará a tener paz mental.

Negro: otorga cierta sensación de seguridad y comodidad, también se asocia con el poder. Utilízalo cuando quieras sentirte fuerte, te motivará a enfrentar retos con valentía y determinación.

Gris: según los expertos en psicología del color, simboliza la paz, la tenacidad y la tranquilidad. Se recomienda utilizar este color cuando sientas niveles altos de ansiedad.

Amarillo: está relacionado con la felicidad, la fuerza y la acción. Utilízalo cuando te sientas triste por algún evento en tu vida o cuando necesites tomar la decisión de comenzar algo nuevo. Evita el exceso de amarillo ya que puede llegar a producir irritabilidad.

Azul: es el color del cielo y del agua, y representa la tranquilidad, la frescura y la inteligencia. Utilízalo cuando este abrumado por múltiples actividades y necesites priorizar por donde empezar.

Rojo: se asocia a la estimulación, vitalidad y fuerza. Vestir de este color nos lleva a comportarnos de una manera más asertiva y extrovertida. Utilízalo cuando estés en una situación en la que no quieras que la timidez te juegue en contra.

Rosa: es el color del amor puro, la amistad y la incondicionalidad. Utilízalo cuando sientas sensación de soledad ya que este color te hará recobrar la esperanza de saber que cuentas con alguien.

Naranja: se asocia al entusiasmo y la acción, es el color más optimista de todos. Utilízalo cuando los sentimientos negativos se apoderen de ti. Al no ser un color muy común en prendas de vestir, te recomendamos que lo tengas presente en elementos de uso frecuente como tu taza favorita, una agenda, un florero, etc.

Verde:  representa la juventud, la esperanza y la nueva vida, un color verde suave incita a la relajación y al bienestar. Utilízalo cuando sientas que estas en una situación en la cual no encuentras salida y has perdido toda esperanza.

Morado: su significado dependerá de la intensidad del color. En los tonos más claros como el lavanda, transmite un efecto calmante, ideal para utilizar en momentos de estrés alto. Mientras que el morado más oscuro está asociado a la confianza, creatividad y conocimiento, ideal para utilizar en esos días en los que desconfías de tus habilidades.

El color no solo genera emociones en quien lo usa, también en quien lo aprecia, así que no solo estarás influenciando tus emociones, estarás influenciando positivamente a las personas que te rodean. ¡Tienes el poder de contagiar positivamente a los demás!

Usa tu creatividad, si no tienes prendas de vestir en alguno de los colores que te mencionamos, ten a la vista un objeto que te guste con este color y lograrás el mismo efecto.

No esperes más para poner en prácticas estos consejos y anímate a contarnos tu experticia.

¡Hasta la próxima!

<--script src="https://app-web-marketing.mybluemix.net/js/chatmp-inject.js">